4141

4141

Ideal para Una salida de parejas
Cocina: De autor
  • Lunes a sábado de 20.30 a 23.45 hs.
  • Palermo Soho, Honduras 4141
  • 4861-1491
  • Precio : $$$

Desde afuera solo se ve un ventanal alto, delgado y bombé, como una guarda. Desde adentro, el efecto de ese ventanal es envolvente: recorre el ancho completo del salón y refleja las pequeñas luces que decoran el techo de este restaurante escondido cerca de la frontera que divide Palermo de Almagro.

Ese ventanal es el detalle más extravagante que vas a encontrar en 4141. El resto de la ambientación es despojada (en blanco, madera y bordó), sin por eso perder calidez. Vayas el día que vayas, te va a atender personalmente su chef y dueño, el también consultor gastronómico Ezequiel López Batista.

En 4141 la carta es acotada y ofrece platos de de autor. Uno de los hits son los sorrentinos de pera, puerro y queso crottin. Pero además de las pastas (también hay ñoquis de calabaza, fetuccini con mariscos, ravioles Maryland y cabellos de ángel gratinados), se destaca especialmente la cocina a las brasas: cordero patagónico, bife de chorizo y una inigualable bondiola que se deshace en la boca.


Desde su último viaje a Villa Pehuenia, en Neuquén, Ezequiel López Batista quedó enamorado de los piñones que da la araucaria, alimento tradicional de los mapuches, muy valorado por su gran aporte de aceites, carbohidratos, fibra y proteínas. De sabor dulzón y textura mantecosa, quedan muy bien con la bondiola de cerdo con budín de zanahoria y chutney de frutas que ofrece la carta. Este ingrediente poco común en los restaurantes de Buenos Aires es uno de los sellos distintivos de 4141.

Todo en porciones medidas. Es decir: los platos no son para compartir. Exactamente lo contrario ocurre con los postres: la oferta es una sola, y alcanza y sobra para dos. Se trata de una degustación que incluye mousse de chocolate, parfait de dulce de leche, tarta de manzana y nuez, zapallos en almíbar y dos panquequitos diminutos.

 

La carta de vinos todavía es acotada, pero están en vías de ampliar la cava. Con una iluminación tenue y una buena distancia entre mesa y mesa, el lugar es íntimo, acogedor, perfecto para una cena en pareja, o una salida en grupo (ideal parejas) de 4 o 6 personas.

 

Este restaurante también es ideal para TOMAR UN CAFE NESPRESSO , para Una comida de negocios
Power Site S.A.