Azul Profundo

Azul Profundo

Ideal para Una salida fashion
Cocina: Japonesa

Si el sushi tuvo tan buena aceptación en nuestro país se debe, en gran parte, a la apertura de Azul Profundo, fundado en 1997, uno de los primeros restaurantes en darle un tono occidental a lo que venía de Japón. Hasta ese momento, a nadie se le ocurría salir a comer pescado crudo.

Creación de Sebastián Valles (que en 2001 se abriría del proyecto para abrir la parrilla La Dorita), Azul Profundo logró atraer al público argentino al tener una carta que mezclaba el sushi con platos mediterráneos. La propuesta se mantiene al día de hoy.

Así, conviven en el menú una amplia variedad de combinados y barcos (que pueden llegar a tener hasta 74 unidades, entre piezas de salmón, pulpo, langostinos y pescado blanco), con platos como risotto al azafrán con frutos de mar, o el medallón de lomo con papa rosti, espinacas salteadas y salsa de mostaza.

Como ambas propuestas son muy buenas, nuestra recomendación es empezar con un combinado de sushi como entrada y seguir con alguno de los principales, para terminar con la excelente créme brulée de coco.

En Azul Profundo vas a tener un ambiente íntimo y tranquilo, en un salón semioscuro donde predomina, claro, el color azul, con sus ya clásicas peceras.

Buen menú de mediodía, con entrada, principal, postre, bebida y café o té.

También se puede pedir sushi libre a un precio fijo.

Azul Profundo es ya un clásico entre los restaurantes de Buenos Aires. Un clásico que amerita ser conocido.

 

Cuenta con dos sucursales. Una en Pilar (Torres del Sol, Panamericana km 50) y otra en Banfield (Acevedo 1001).

Power Site S.A.