Banchero

Banchero

Ideal para Comer rápido y al paso
Cocina: Pizza

Desde 1932, la pizzería Banchero, creada por un inmigrante genovés y sus dos hijos, viene construyendo su reputación como uno de los principales sinónimos de la pizza de Buenos Aires. Comenzó con un local en La Boca (hoy declarado sitio de interés cultural) y hoy tiene otros dos, en Once y en el centro, el que aquí nos ocupa.

 

Sito en la esquina de Talcahuano y Corrientes, en esta sucursal de práctica decoración el clima refleja el de la zona: vértigo, amontonamientos, ruido estridente, todos detalles que no obstan para que una fidelísima clientela entre a apurar una pizza o unas empanadas al mediodia y volver de raje al trabajo o bien por la noche (con algo más de calma), antes de rumbear hacia el teatro o algún concierto. 

 

Ahora bien, ¿qué pizza pedir de la treintena que tiene su carta? Cabe destacar que en Banchero aseguran ser los inventores de la afamada fugazza con queso, que incluso patentaron en la década del 50. Una capa rectangular de masa de pizza, queso cuartirolo en el medio, otra capa de masa, cebolla encima y lista la pièce de résistance del lugar. Jugosa, aromática y sobre todo abundante, nunca defrauda, siempre bien acompañada por cerveza o moscato. El resto es decente, aunque pocas se destacan.

 

Aunque la pizza aquí sea el leit motiv, las empanadas no le van en zaga en popularidad; también hay minutas, parrilla, ensaladas, pastas, tartas, etc. Como postre podés encargar una sopa inglesa, o bien un massini (bizcochuelo relleno de crema y cubierto con caramelo), este último más uruguayo que argentino pero con sólida trayectoria rioplatense.

 

En suma, un lugar inobjetable cuando se dispone de poco tiempo para comer y hay que ir a lo seguro: sin mayores luces, Banchero no falla en tal sentido.

 

 

Este restaurante también es ideal para Salir en grupo , para Almorzar en días de semana
Power Site S.A.