Bar Portuario

Bar Portuario

Ideal para Salir en grupo
Cocina: Pescados y mariscos

Desde su apertura en 2009, esta esquina es un imán para fanáticos de los mariscos. No sólo por sus platos simples y frescos a precios razonables, sino también por la atención amable de Oscar Rodríguez, su dueño. Ambientado al estilo de antiguo bodegón y con cocina a la vista, es especial para ir en grupo: el salón se presta para armar mesas largas y compartir las abundantes raciones entre dos o tres comensales.

 

Los calamaretis fritos, crocantes y en su punto justo, y la completa tabla de mariscos, con rabas, gambas, mejillones, trocitos de merluza rebozados y langostinos, están entre preferidos. Imperdibles los mejillones a la recanatti, el lenguado al roquefort, la trucha grillada y el wok de vegetales, como así también la cazuela de mariscos y la paella a la valenciana.


Como postre, un sencillo pero espléndido flan casero; si te sentís con más vuelo, otra gran elección son las delicadas peras al borgoña con helado o el robusto panqueque de manzana quemado al rhum.


Los viernes por la noche suele haber un show de tango que se extiende hasta bien entrada la madrugada.


Un dato: la carta de vinos es acotada, así que no se cobra el descorche. Imprescindible ir con reserva.

Power Site S.A.