Carlitos - Restaurant y Pollería

Carlitos - Restaurant y Pollería

Ideal para Almorzar en días de semana
Cocina: Peruana

Lejos, muy lejos está este Carlitos de su homónimo de los panqueques de Villa Gesell. Para empezar, uno podría estar perfectamente en un boliche de Lima ya que su clientela es peruana en su totalidad. A pesar de que el local está repleto, se puede conversar. Es que los oriundos de esa tierra tienen el don de la discreción y es común verlos departir silenciosa y apaciblemente.


El lugar, presente desde 1997 (tienen otra sucursal en Anchorena 635), es un salón rectangular, pulcro y aseado, con espejos en las paredes, dos televisores y una rockola que aguarda monedas.


Una de sus especialidades es la ocopa arequipeña (una base de papa hervida con crema de huacatay). También preparan papas a la huancaína, causa rellena de pollo y platos criollos como chicharrón de cerdo, cabrito con frijoles, lomo salteado, anticuchos de corazón, ají de gallina, el tradicional arroz con pollo limeño y bistec a lo pobre (con arroz, papas fritas, banana y huevo frito).


La relación precio-calidad es óptima, con platos compartibles. Al mediodía se sirve un menú más que económico, que incluye sopa, primer plato y refresco. La carta de vinos es acotada; también ofrecen cervezas, cócteles (algarrobina y macchupicchu), gaseosas típicas como Inca Kola y Chola De Oro y licuados (de papaya y frutilla). Para ir con quien quieras, pasarla bien y comer idem, sin pretensiones pero con todo el sabor.

Power Site S.A.