Carnal

Carnal

Ideal para Tomar tragos y cenar
Cocina: Variada

Carnal ya era un éxito antes de que la calle Niceto Vega se convirtiera en un punto hot del circuito bolichero porteño. Abrió sus puertas en diciembre de 2001, apenas unos días antes de que estallara la crisis económica.

Lo que empezó como un barcito con una linda terraza, terminó siendo un lugar de encuentro de cientos de personas que hoy hacen cola por entrar a beber cervezas y tragos.

La terraza sigue siendo su punto fuerte, con mesas bajas separadas por cortinas de totora, y un espacio libre donde se bebe de pie, se conversa y tal vez se baila: pasan buena música con DJs que cambian cada noche. También hay noches de reggae. Vale la pena chequear la agenda de su página web para ver de quién musicaliza y enterarse de las promociones y happy hours, que varían diariamente.

Carnal posee dos barras. La de la terraza es sencilla y despacha principalmente cervezas, caipis, mojitos y tragos directos. La del salón de la planta baja es una de las más completas de Buenos Aires, con una importante variedad de destilados. Sin embargo, la mayoría de la gente que va a Carnal no busca alta coctelería, sino divertirse y, en el mejor de los casos, conocer algún chico o chica con quien pasar la noche.

Respecto de la comida, es irregular. Hay una carta que ofrece aceptables tapas (pizzettas, empanaditas chinas, bruschettas), sándwiches y platos principales algo pretenciosos, como los “raviolones de de calabaza y muzzarella de búfala, manteca de salvia y mango”.

Este restaurante también es ideal para Comer al aire libre , para Salir en grupo
Power Site S.A.