Chez Pauline

Chez Pauline

Ideal para Tomar la merienda
Cocina: Francesa

La maison de Thé de Pauline Rosaz es un espacio encantador de aires franceses, dedicado al té y a algunas delicias galas. Tiene 54 variedades importadas de los países productores más importantes del mundo, ideales para saborear mientras se escucha a Edith Piaf, Serge Gainsbourg, Charles Aznavour o la más actual Carla Bruni.

 

El ambiente está decorado en claro estilo francés, con un piso en damero, mesas redondas de mármol y hierro forjado, columnas de madera, afiches de lugares míticos de Paris, del cine francés y de personajes parisinos emblemáticos.

 

La lista de tés está dividida en Perfumes Franceses, Clásicos de Siempre, Puros De Origen, Blends Importados y Rooibos e infusiones, destacándose aquellos con frutas, flores y especias. Podés degustar clásicos como el té verde de China, hasta blends como el también chino Pu Erh (popularmente conocido como té rojo) de la región de Yunnan, con hibiscos, flores de jazmín y de malva.

 

Un hit del local es el Geraldine, té verde Sencha con réglisse, rosas, grosella negra, clavo de olor y cáscara de naranja, y otro el Genmaicha, té verde con arroz tostado e inflado, de virtudes antioxidantes y sabor peculiar. Todo en hebras y servido en tetera, como se recomienda para apreciar cabalmente cada sabor.

 

Para acompañar, podés optar por sándwiches típicos como el Croque Monsieur -tostado de jamón y queso con salsa bechamel y queso gratinado- o bien por una suave quiche lorraine de panceta y queso Gruyère. Imperdible la tarte au Brie, con el untuoso y célebre queso de Meaux. Todos van perfectamente junto a tés ahumados o de desayuno, como el English Breakfast B.O.P. o el Lapsang Souchong.


Al mediodía suelen tener menú ejecutivo con una propuesta de plato principal que cambia estacionalmente: boeuf bourguignon (guiso de novillo con salsa de vino tinto y zanahorias) o sauté de veau aux olives (guiso de ternera con aceitunas), muy adecuados para el frío del invierno. En el estío se impone la tarta light de zucchini, el tajine de verduras, rilette (paté) de salmón o las ensaladas parisinas.


Si preferís sabores dulces, atacá la tarte tatin de manzanza deliciosa, o bien una tarte aux poires amandines (tarta de peras con almendras) adictiva y un baba au rhum (borrachito) inolvidable, perfectos con tés verdes o saborizados con frutas o flores. Por supuesto, cuentan con pastelería tradicional francesa: pains au chocolat, croissants, brioches y macarons. 

 

Además de té enlatado, en el local podés adquirir delicias para llevar (jaleas, macarons, té en saquitos, pomelos confitados, azúcar aromatizada en terrones y en palitos, etc.) y regalar, tales como vajilla y accesorios para el té y cajas con muestras, perfectas para iniciarse en esta milenaria bebida.

 

Para ir con amigas o en pareja, pasar un momento ameno y disfrutar sabores nuevos y/o conocidos, en un ambiente elegante y parisino: tentador por donde se lo mire.

 

 

Este restaurante también es ideal para Una salida de parejas , para Reunirte con amigas
Power Site S.A.