Chichilo

Chichilo

Ideal para Comer como un buen porteño
Cocina: Porteña

A un bodegón vas, en primera instancia, a comer bien, y en segunda y tercera, a preocuparte por la estética y los decorados. Si entrás a Chichilo con ese espíritu, la vas a pasar bien.

Se trata de una típica cantina de barrio, con camisetas de fútbol y fotografías de época colgadas en la barra, atendida por la familia propietaria y que brilla por su buena comida casera desde 1956.

De partida, te traen (y cobran) una panera con tostadas y oliva para hacer boca. Los antipastos se destacan por sus productos -cacciocavallo, sopresatta, berenjenas entre muchos otros-, con tres gustos que siempre traen alguna yapa. De su extensa y curiosa carta, pedí calamarettis y rabas, fusilli al fierrito con hongos y las ancas de rana provenzal con papas españolas.

Atento al vino de la casa, que sirven en jarra de vidrio. En cuanto a las porciones, tienen fama de grandes, pero no siempre es así.

 

Power Site S.A.