El bajo de San Isidro supo ser un lugar abandonado, con plantas creciendo entre las vías del viejo tren. Luego, el Tren de la Costa prometió una revolución. Y aunque la revolución no fue tal, un par de..." />
Fernet

Fernet

Ideal para Una salida romántica
Cocina: Argentina moderna

El bajo de San Isidro supo ser un lugar abandonado, con plantas creciendo entre las vías del viejo tren. Luego, el Tren de la Costa prometió una revolución. Y aunque la revolución no fue tal, un par de restaurantes supieron encontrar lugar a la vera de las vías y, de hecho, están entre las opciones más interesantes de la zona.

 

Fernet tiene un ambiente clásico, boxes de madera de tren antiguo, pizarras cool, muebles de época y espejos vintage, una pequeña barra que semeja un altar, música francesa, rincones para cenas íntimas y mesitas en la vereda para las noches de verano.

 

La carta cambia y juega con sabores mediterráneos. Puede haber raviolones de calabaza con crema de zanahorias, salmón en crema de champagne y Dijón, o bondiola asada con boniato en dos texturas. Sin llegar a ser sobresalientes, los platos suelen estar bien logrados y a precios razonables.

 

De los postres, es un clásico su Argentinissimo, una degustación de postres típicos argentinos: flan casero, queso semicremoso y dulce de batata, chocotorta y panqueque de dulce de leche. Para compartir entre dos o tres.

Power Site S.A.