i Latina

i Latina

Ideal para Una buena experiencia gourmet
Cocina: Latinoamericana

Que no es lo mismo salir a comer afuera que vivir una experiencia gastronómica es algo que queda claro en I Latina, emprendimiento culinario de los hermanos colombianos Macias: Santiago, el cocinero, y Juan Camilo, el restauranter.

Para empezar, I Latina está ubicado en una zona atípica (barrio de Villa Crespo, cerca de Scalabrini Ortiz y Warnes), en una casona antigua con ventanales que dan a la calle, pero a la cual se accede solo con reserva y donde se cena a la par de otros 20 comensales, bien ubicados en mesas amplísimas que, por lo general, se llenan de a dos.
 
El tamaño de las mesas no es un dato menor porque más vale estar cómodo para recibir los cinco pasos del menú que va rotando semana a semana (el lugar abre de miércoles a sábado, para cenar), junto a una exquisita panera, quizas una de las mejores de la ciudad, que puede incluir chipá, pan de maíz, brioche y hasta pan de banana, entre otras variedades que rotan según la propuesta del día y que se acompañan con una exquisita y exótica manteca con lima.
 
La cocina, si bien tiene reminiscencias colombianas y ocasionalmente algún paso típico como la arepa a la manera tradicional según los orígenes bogotanos de los Macías (en Colombia, la arepa tiene un modo distinto de preparación según la zona), podría definirse como cocina "del Caribe", con muchos ingredientes de mar como el lenguado, el salmón y los langostinos. Entre los sabores también hay mucha lima y otros cítricos (como el tiradito que probamos, con salsa de mandarina), leche de coco, cilantro y frutas combinadas en platos salados.

Es imposible contar un menú porque la creatividad del cocinero es variada, pero lo que sí se puede garantizar es que todos los platos salen en su punto justo, a la temperatura perfecta y en una ración que permite hacerle frente a toda la carta sin caer en el exceso ni terminar con un bruto dolor de panza. Además, la carta semanal se puede consultar en la web cada semana, antes de ir a cenar, como para estar advertido.

La propuesta tiene la opción de maridar cada plato con un vino distinto que propone la casa. La cena dura tres horas, por lo que se aconseja ir con una compañía que esté a la altura de las circunstancias.

Este restaurante también es ideal para Darte un gusto , para Comer a puertas cerradas
Power Site S.A.