Moremore

Moremore

Ideal para Reunirte con amigas
Cocina: Deli
  • Lunes a sábados de 8:30 a 20:00 horas.
  • Palermo Hollywood, El Salvador 5721
  • 4772-0182
  • Precio :$$

Victoria y Catalina Choe son dos hermanas coreanas que llegaron a la Argentina en 1993. Desde chicas tuvieron un sueño: abrir su propio local de pastelería.

Y si bien hace ya algunos años arrancaron con su propio negocio de regalos corporativos que contaba con un showroom a puertas cerradas, finalmente inauguraron un muy lindo espacio para hacer pausa con un buen café y algo dulce: Moremore, pastry shop.

Ubicado en Palermo, sobre la calle El Salvador (entre Carranza y Bonpland), Moremore se posiciona como una atracción para los amantes de la pastelería, con algunas ideas creativas y poco vistas en la zona.

El local funciona en una casa antigua reciclada a pulmón por las dos hermanas. En la entrada ya atrapa una encantadora vitrina mostrador llena de platos con cuadraditos dulces, tortas y otras delicias donde funciona el servicio de take away.

Luego se pasa a un luminoso salón central con mesas espaciadas para charlar entre amigas o sentarse a hojear la Catalogue u alguna otra de las revistas dispuestas al público. La decoración es sencilla y agradable, con complementos vintage como las butacas francesas que arman un pequeño linving privado en un rincón. Paredes blancas se intercalan con un empapelado arte deco al tono, y el piso de parqué delimita con cerámicas originales que dan paso al sector de la vereda. También se puede aprovechar el patio para sentarse a tomar algo al sol en una de sus sillitas de madera.

Es verdad que Moremore se especializa en pastelería europea, sin embargo algunas combinaciones inesperadas se cuelan en sus preparaciones (por ejemplo, le agregan pepino coreano a la limonada). Pastelería con un twist, dicen ellas. Todas las tardes, Catalina hornea cuadraditos de almendra, brownie con nueces, cookies de avena tamaño XL, muffins de naranja y jengibre, scones plain y eclairs, además de su gran variedad de tortas.

Las versiones de cheesecakes se van acumulando en la carta por la inquieta creatividad de esta pastelera a la que le gusta experimentar con nuevos sabores, sacar recetas de los libros que sus tías les mandan del otro lado del globo y combinarlas con lo aprendido en la escuela de El Gato Dumas. Por eso está bueno pedir la degustación de tortas (para compartir entre dos o tres), como para probar un poco de todo.

Podés acompañarlas con frappus y mochas, limonadas y freeze-tea. Además, para los mediodías, hay una carta con sándwiches de pan artesanal y ensaladas que prometen agrandar.

Todo lo que se consume se puede llevar. Desde el café a porciones de torta o tortas enteras y bocaditos, vienen en un packaging cuidado, ideado por Catalina que también es diseñadora gráfica.

Este restaurante también es ideal para Tomar la merienda
Power Site S.A.